Mejor juntos

Mejor juntos

Libertad

El aborto es una experiencia como ninguna otra en tu vida. Cada mujer experimenta algo diferente, pero el efecto es igual- el aborto no es una acción pasajera sino un momento muy significativo en la vida, el cual deja efectos a largo plazo.

Después de sanar en cuerpo, mente y espíritu, tu puedes sentirte libre del poder que el aborto tiene en tu vida. Tu puedes recapturar tu dicha y tu paz. La experiencia queda contigo por siempre, pero puedes ser más fuerte por eso.

Para sanar, es importante pedir perdón y recibir perdón, reparar las relaciones con otros y contigo misma, redescubrir tu fe y profundizar tu entendimiento de nuestra necesidad humana de obtener gracia.

Saldrás más fuerte. Te asombrarás. Juntas podemos ser mejor.

Haciendo la paz

Después de sanar, muchas mujeres sienten la necesidad de agradecerle a la comunidad, de ayudar a otras mujeres que contemplan el aborto o están lamentándolo. Algunas mujeres quieren ayudar de otras maneras: enseñando o sirviendo a otros. Si tú te sientes llamada a compartir tu regalo de sanación con otros, ¡queremos saber de ti! Queremos conectarte con otras personas en tu comunidad que pueden beneficiarse de tu generosidad.

Preguntas Frecuentes

¿Cuándo sabré que he sanado por completo?

Como cada persona es única, también su sanación lo es. Más importante es que llegues a aceptar que el aborto no te domina. Experimentarás libertad de un dolor que ya no te aferra. Hay numerosos recursos para ayudarte en tu jornada y nosotros te ayudamos a lograrlo.

He concluido un retiro/grupo de apoyo. ¿Cuál es el siguiente paso?

Mentores en cada programa te ayudarán a identificar si haz completado tu jornada o cual es el siguiente paso para ti. Muchas mujeres quieren contribuir a algo luego de sanar. Si tú te sientes llamada a eso, haznos saber. Estaremos contentas de guiarte hacia la mejor dirección.

He crecido más profundamente en mi fe mediante el proceso de mi aborto. ¿Dónde puedo aprender más?

Muchas mujeres se dan cuenta que su fe se fortalece como resultado a su sanación luego del aborto. ¿Si estuviste involucrada en tu fe antes de empezar tu jornada o no, tal vez quieras involucrarte más ahora? Tenemos muchos recursos para compartir contigo y podemos ayudarte a encontrar una iglesia o casa de oración.

Quisiera ser parte de una comunidad de mujeres que han sanado de un aborto. ¿Hay alguna manera de hacer eso?

A menudo las mujeres hacen amistades con otras ya que sanan y comparten experiencias similares. Las amistades pueden continuar y muchas veces se tornan en trabajar juntas por una causa. Cuando estés lista, podemos ofrecerte sugerencias en las maneras en que puedas contribuir en ayudar a otros.